Problemas en cadena de suministro durará dos años y provocará crisis de desabasto mundial

Los problemas en las cadenas mundiales de suministro proseguirán al menos dos años ante la dependencia global de la producción de China y el atasco provocado por la pandemia de COVID-19.

Los cuellos de botella en el transporte de mercancías procedentes, sobre todo, de China, simbolizados por alrededor de 500 mil contenedores pendientes de descargar en puertos de Los Ángeles y Long Beach, en California, amenazan crear carestías y complicar la temporada navideña.

La Junta de la Reserva Federal consideró que las perturbaciones en las cadenas de suministro, o sea los pasos que llevan de productores de materias primas a fabricantes, distribuidores, luego a comerciantes y finalmente a los consumidores, sólo serán resueltas el año próximo.

De acuerdo con Sultan bin Sulayem, presidente de DP World, una de las empresas operadoras de puertos más importantes del mundo, las cadenas de suministro globales podrían permanecer obstruidas durante dos años, porque el mundo depende mucho de China para la fabricación.

En declaraciones a The Financial Times, Bin Sulayem dijo que “los retrasos en la actualidad no son sólo el problema de lo que no se entrega, también son otros productos que no se pueden proporcionar. Están en una cola ahora”.

El problema se origina en parte por las disrupciones causadas por la pandemia de COVID-19, que afectó a empresas de toda índole, en especial aquellas con personal numeroso.

Con información de El Heraldo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: