Procurador de EU habla con Gertz Manero sobre la extradición de Caro Quintero

Washington.– Merrick Garland, procurador general de Justicia de Estados Unidos se comunicó este jueves por teléfono con el fiscal general de México, Alejandro Gertz Manero, para hablar de la extradición del narcotraficante Rafael Caro Quintero.

“El procurador Garland llamó para expresar su gratitud a Gertz Manero y al gobierno de México por el exitoso arresto de Rafael Caro Quintero, quien es solicitado en Estados Unidos por varios cargos criminales”, informó el Departamento de Justicia en un breve comunicado.

Entre estos cargos, se incluye “su presunto involucramiento en el secuestro y asesinato del agente especial de la Administración Federal Antidrogas (DEA), Enrique ‘Kiki’ Camarena, en 1985”, agrega el comunicado de prensa del Departamento de Justicia.

La dependencia a cargo del también juez federal Garland establece que con Gertz Manero “se comprometieron a compartir y seguir trabajando de manera cercana sobre la extradición de Caro Quintero y para continuar construyendo una exitosa colaboración en investigaciones criminales y procesos judiciales sobre el crimen transfronterizo”.

El procurador general estadunidense aprovechó su conversación con Gertz Manero para ofrecer sus condolencias a los familiares y seres queridos de los 14 marinos mexicanos que fallecieron en el siniestro del helicóptero que participó en el operativo de la captura de Caro Quintero.

El pasado viernes 15 de julio, la Marina de México capturó en la sierra de Sinaloa a Caro Quintero, por lo cual Garland, horas después del arresto, agradeció al gobierno mexicano por el hecho resaltando que fue también resultado de la cooperación con la DEA.

De ser extraditado a Estados Unidos acusado de narcotráfico, lavado de dinero, el secuestro, tortura y asesinato de un agentes federal estadunidense (Camarena), Caro Quintero será procesado judicialmente en la Corte Federal del Distrito Central en Los Ángeles, California.

Por tratarse del homicidio de un agente federal de Estados Unidos, y de ser declarado culpable en un juicio donde se respetará su presunción de inocencia, se le castigaría con cadena perpetua como sentencia mínima o varias cadenas perpetuas como castigo máximo.

Con imagen e información de Proceso 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: