Protegemos la actividad acuícola y sector pesquero con reforma penal: Morena, PRI y PAS

Culiacán, Sin.- Tipificar como delito el robo de camarón, tilapia, mojarra y ostión, así como equipo y maquinaria y otros insumos de trabajo de granjas acuícolas, es proteger la actividad acuícola y proteger al sector pesquero en general, aseguraron diputados y diputadas de Morena, PRI y del PAS.

Durante la discusión de dictamen que reforma el Código Penal, y que se aprobó con el voto unánime de las 36 diputadas y diputados presentes en la sesión ordinaria de este jueves, se resaltó que precisamente por estos robos hay granjas acuícolas que han dejado de operar.

El primer diputado en hacer uso de la tribuna fue Juan Carlos Patrón Rosales, de Morena, en su calidad de presidente de la Comisión de Pesca, quien recordó que desde varios años atrás el sector acuícola venía empujando estas reformas.

“En el robo de camarón hay granjas que dejan de operar por el robo hormiga y robo de camiones”, resaltó.
Los amigos acuicultores, dijo, han manifestado que este delito estaba generándoles situaciones incluso de violencia, hasta con asesinato dentro de una granja acuícola de Navolato.

Aunque señaló que para el grupo parlamentario de Morena su premisa es primero los pobres, aclaró que también tienen muy claro que en la búsqueda de mejores condiciones de vida de la población se debe transitar con todos los actores económicos, políticos y sociales.

El diputado del PRI, Feliciano Valle Sandoval, quien es coautor de una iniciativa que se tomó en cuenta para esta reforma, y quien también es parte de la comisión dictaminadora, puntualizó que la esencia de la modificación aprobada es castigar a quienes roban camarón, mojarra tilapia ostiones y cualquier producto de las granjas.

Reconoció que había un desespero del sector acuícola porque cada temporada se ve afectado por el robo de miles de toneladas de diversos productos, y además enfrentaban un viacrucis ante el Ministerio Público por no estar expresamente estipulado en el Código Penal estas conductas delictivas.

Para dar una idea de la importancia de la acuicultura en Sinaloa, expuso que en la entidad hay 11 mil 455 acuicultores en 57 comunidades, en donde operan 902 granjas de camarón, 119 de tilapia, 62 de ostión, y que en conjunto generan más de 8 mil empleos en zonas de alta marginación como son los campos pesqueros.

La propuesta central es que el delito de las especies y maquinaria y artes de pesca se persiga de manera oficiosa y que se castigue con penas severas de hasta 14 años de prisión.

La diputada del PRI, Gloria Himelda Félix Niebla, quien fijó posición como promotora de una iniciativa, recordó que desde la 63 Legislatura se había venido impulsando un mayor castigo para quienes se roban las artes de pesca.

Los pescadores ribereños, afirmó, son los más vulnerables en la comisión de estos delitos de robo, ya que viven al día y el sostenimiento de sus familias depende de lo que se captura cada día.

Al regresar de pescar, dijo, dejan en la orilla de la playa sus embarcaciones, tarrayas y motores marinos, y que al serles robado, ya no pueden volver a ir a pescar para garantizar el sustento de sus familias.

La diputada Viridiana Camacho Millán, del PAS, resaltó también que hay plantas acuícolas que han dejado de operar por el robo hormiga y hasta el robo de camiones cargados de productos.

Expuso que el grupo parlamentario al que pertenece apoya estas reformas porque se quiere brindar esa seguridad y la certeza para que la inversión y el trabajo sé de en este sector de la sociedad, y con ello mejorar su calidad vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: