Que su Gobierno no reprende a medios, dice AMLO

Ciudad de México.- No hay política represiva en contra de los medios de comunicación, pero vamos a ejercer el derecho de réplica e informar al pueblo.

Lo anterior lo dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador al aclarar noticias “falsas” sobre el aeropuerto “Felipe Ángeles”, de Santa Lucía, que se construye.

El Presidente dijo que para llevar a cabo el robo y saqueo se necesitaba la complicidad de algunos medios que se dedicaban a obedecer y callar. Por eso no se denunciaba nada, el tema de la corrupción no se abordaba.

“Es hasta ahora que nosotros nos hemos propuesto como parte fundamental de la Cuarta Transformación desterrar la corrupción de nuestro país, y esto ha significado acabar con privilegios y con estas relaciones de complicidad que existían”, dijo.

Por eso constantemente los ataques de los medios de comunicación, casi en todos. En especial los medios convencionales, con honrosas excepciones.

Están molestos porque recibían mucho dinero de los gobiernos del período neoliberal. Señaló que le importa mucho que la gente sepa que se trata de una gran obra que tiene tres elementos que la distinguen: la calidad, el tiempo de construcción y el costo de la misma.

Hay un ahorro de la obra de 225 mil millones de pesos, pero como se tuvieron que pagar contratos que se habían contraído con las empresas por el nuevo aeropuerto de Texcoco, son 125 mil millones de pesos de ahorros.

Con eso casi se está financiando muy cercano a la que costará el Tren Maya. “Eso es sólo para tener una idea de lo importante que es desterrar la corrupción, el problema no es la falta de presupuesto, el problema es la corrupción, es que se robaban mucho, casi todo, no le llegaba nada al pueblo”, señaló.

Cuesta mucho trabajo que los que vivían con privilegios al amparo del poder público acepten que ya son otros tiempos, y que se tiene que limpiar de corrupción. “Vamos avanzando, la gente lo que está entendiendo muy bien”, indicó el Presidente.

La Base Aérea Militar número Uno, la más grande del país, está operando al 100 por ciento de su capacidad.

Había una pirámide del poder donde estaban todos, dijo el Presidente. E incluyó a intelectuales orgánicos que defendían la privatización de empresas del sector público en el país.

“Había que triunfar a toda costa, sin escrúpulos morales de toda índole”, indicó . Dijo que su gobierno quiere la modernidad forjada desde abajo y para todos, y no para beneficio de las minorías. No convertir deudas privadas de unos cuantos en épocas de crisis, en deuda pública.

Eso es lo que ya no existe y ahora estamos aplicando una nueva política económica, la llamada economía moral, y va saliendo adelante el país, y se está logrando esa transformación de manera pacífica. La transparencia es una regla de oro.

Elementos del Ejército Mexicano defendieron el Aeropuerto Internacional “Felipe Angeles”, y se dijo que es un excelente polo para el desarrollo. Garantiza la movilidad eficiente y segura, y con capacidad de crecimiento para un horizonte de 50 años o más.

El aeropuerto internacional será de clase mundial, así se ha proyectado, y así se está construyendo. Otorgará a la industria aérea una nueva plataforma con el mejor equipamiento y de tecnología que garantizará una prestación adecuada de servicio.

Se busca aliviar la congestión del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, por eso apura su construcción, respetando la normatividad. Se atiende la orientación de construir un aeropuerto austero, alejado del dispendio de recursos públicos y nada de actos de corrupción.

Esta obra es viable técnica, legal, social y financieramente, ha sido diseñada de manera responsable con el entorno ambiental. Con alta sostenibilidad, la visión estratégica del gobierno permitió también la construcción de nuevas instalaciones para la base aérea militar más grande del país, con 70 años de antigüedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: