Quirino y Aguilar son mis amigos, pero ni me imponen, ni les impongo; mí líder es AMLO, asegura Rocha Moya

La amistad no representa complicidad política con el actual gobernador Quirino Ordaz ni con el exmandatario Jesús Aguilar, a quienes “ni les impongo ni me imponen nada” porque tengo un líder que es el presidente López Obrador y una base morenista a la que debo atender, sostiene Rubén Rocha Moya.

Luego de instalar el Comité de Lucha de la 4T en Guasave, en charla con Altavoz en un conocido restaurante local, asegura que la corrupción se mantiene en los gobiernos emanados del PRI y el PAN, y esa es la razón por la que esos partidos decidieron aliarse para truncar la eliminación de privilegios que ha emprendido el Presidente de México.

Desde ya lanza la advertencia de que no realizará compromisos que lo aten a los malos ni tampoco a los aparentemente buenos que se acercan para aportar recursos a cambio de quedarse con los grandes proyectos de obra del Gobierno, como ocurre en las administraciones del PRI y el PAN.

EL PAS DEBE ACOMPAÑAR A MORENA PARA LA DISPUTA CONTRA LOS CONSERVADORES EN SINALOA

Para tener mayor posibilidad de éxito ante la coalición PRI, PAN y PRD, el movimiento de la Cuarta Transformación debe ir acompañado por el Partido Sinaloense en candidatura común, planteó Rubén Rocha Moya.

El precandidato de Morena al gobierno de Sinaloa insistió ser un convencido de que el partido de Héctor Melesio Cuén abonaría a un posible triunfo el próximo 06 de junio pese a la resistencia mostrada por algunos cuadros morenistas.
“Creo que estamos luchando y vamos a luchar con una configuración de alianza que se hace enfrente de los conservadores contra el proyecto de Andrés Manuel y nosotros tenemos que zurcir con aquellos que tengamos mínimas o máximas coincidencias”, apuntó.

La política, recordó, es pragmática en un gran porcentaje sin llegar con ello a establecer alianzas que contravengan el proyecto transformador que se pretende aterrizar en Sinaloa.

“Se tienen que ver mínimas coincidencias pero tienes que valorar si esas mínimas o medianas coincidencias salvan la posibilidad, desde todos los puntos de vista, la posibilidad de una alianza”, insistió el precandidato morenista.

Recordó que la UAS, objeto de señalamientos por el supuesto control político que ejerce el PAS, es un recipiente de pluralidad que ciertamente requiere corrección pero de tipo financiera.

“La política en la universidad debe ser tolerante, debe ser diversa y quien no respete eso pues está atentando contra la esencia de la universidad”.

A los morenistas que aspiran a alguna candidatura les pidió seguir trabajando pero llegado el momento respetar las decisiones que tome el partido pues resultará imposible que todos aparezcan en las boletas.

Presumió que son muy pocos ya los resabios derivados del proceso interno donde Morena lo designó precandidato al gobierno de Sinaloa por lo que dijo no tener duda alguna de que el proyecto y el ánimo siguen creciendo en la entidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: