Ransomware, la gran amenaza que afecta a empresas y gobiernos

Argentina.- Para 2021, los costos por los daños causados por ransomware a escala global serán de 20 mil millones de dólares, con un incremento de 5,700% comparado con 2015, de acuerdo con información de Cybersecurity Ventures. Ante esta realidad, es necesario que tanto empresas, como gobiernos y personas implementen planes de acción para hacer frente a este problema.

“El Ransomware es una de las grandes amenazas con la que conviven hoy empresas privadas, estados y gobiernos. Es esta extorsión que recibimos mediante la cual los delincuentes capturan archivos informáticos y piden un rescate”, explica Adrián Judzik, gerente de Ciberseguridad de Telecom Argentina, durante su participación en el Panel Ransomware, la nueva ola de amenazas que crece a pasos agigantados, organizado por Forbes México y Fortinet.

La evolución del ransomware ha sido tal que actualmente es una industria muy lucrativa, la cual está integrada por grupos delictivos bien organizados que se encargan de la creación y distribución del malware a un costo bastante económico. A esto debe añadirse otro factor: hoy estamos más conectados que nunca.  Esto provoca que prácticamente nadie esté a salvo de sufrir uno de estos ataques, opina Alejandro Méndez, líder Ciberseguridad Midstream en CENIT Transporte y Logística de Hidrocarburos.

En cuanto a las afectaciones, Carlos Landeros, director CSIRT y Jefe de División de Redes y Seguridad Informática en Ministerio del Interior y Seguridad Pública de Chile, considera que estas no solo son económicas, sino también operacionales. Un ataque de ransomware puede afectar la continuidad de las operaciones de la empresa, lo cual se vuelve mucho más crítico cuando se trata de hospitales o de sistemas eléctricos y de transporte.

Otro daño está relacionado con la reputación de la empresa afectada. Sin embargo, el verdadero problema no está en si una compañía fue atacada o no, sino en cómo reacciona ante esta situación. Por ello, es importante que las empresas consideren a la ciberseguridad como una ventaja competitiva, su rol debe estar en lo más alto de la toma de decisiones, considera Gonzalo García, vicepresidente de Fortinet para Sudamérica.

¿Cómo hacer frente a esta amenaza?

“Todos vamos a ser atacados, la pregunta es cuando” indica Alejandro Méndez de CENIT Transporte y Logística de Hidrocarburos. Ante este escenario e independientemente de la afectación, lo importante es la respuesta y contar con un plan para sobrellevar el problema y resolverlo.

Aunque no hay una solución única para todo, ya que está depende de la infraestructura de cada empresa y dónde están sus mayores problemas, sí hay un par de estrategias que las empresas pueden seguir, como determinar los grados de accesibilidad de cada persona, la microsegmentación de las redes para minimizar el impacto y tener la visibilidad necesaria para detectar anomalías, señala Adrián Judzik de Telecom Argentina.

Para Gonzalo García de Fortinet, este 2021 es un año de transición debido a los cambios tecnológicos y de consumo, y al auge de la digitalización. Esto coincide con tomar medidas para estar más protegidos. Una de ellas es el capital humano, por lo que las empresas deberán apostar por incluir perfiles de ciberseguridad y continuar invirtiendo en capacitar a sus equipos de trabajo y en herramientas que les ayuden a mitigar las afectaciones.

Por último, Carlos Landeros del Ministerio del Interior y Seguridad Pública de Chile, agrega que el ransomware llegó para quedarse, por lo que la tecnología debe adaptarse para enfrentar esos ataques, pero también las organizaciones deben mantener planes de acción claves, proteger su infraestructura y continuar educando a los usuarios en materia de ciberseguridad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: