Raúl hace artesanías y elabora muebles para mantener a su familia desde el penal

Angostura, Sin.- Raúl “D” es una reo del penal del Évora, quien dijo que por mala suerte está purgando una condena de la que ya lleva un año tres meses.

Es papá de una niña y un niño, a quienes ama intensamente y por quienes lucha todos los días desde la prisión para que se sientan orgullosos de él.

Su interés en la carpintería lo llevó a tomar cursos para elaborar muebles y artesanías que su familia vende de manera local para apoyarse económicamente para su manutención.

Raúl comentó que algunos de estos trabajos son enviados a Estados Unidos, en donde son mejor pagados, por lo que se siente muy orgulloso de ser una persona productiva.

Raúl fábrica alcancías, carros de madera, prensas para tortillas, cuadros grabados y cualquier mueble que le soliciten las personas para su hogar o trabajo.

En un mes junta hasta 4 mil pesos de las ventas de artesanías y muebles, que sirven prácticamente para la manutención de sus hijos y esposa.

Comentó que estar en el penal ha sido algo que le ha servido para ser mejor persona, para conocer a los verdaderos amigos, y para hacer cosas de provecho para beneficio suyo y de su familia.

Raúl espera que cuando salga del penal no tenga ningún problema para reincorporarse a la sociedad, que la mayoría de las veces los juzga por haber estado encarcelado, a pesar de que muchas veces son inocentes de los cargos que les imputan.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: