Retrocede EU 50 años: deroga el derecho al aborto

El fallo, aprobado por cinco contra cuatro jueces, no criminaliza ni prohíbe el procedimiento, sino implica un retorno a las condiciones existentes previas al caso conocido como Roe vs Wade, en el cual la Suprema Corte reconoció el derecho constitucional de las mujeres a optar por interrumpir su embarazo. Ahora, una vez más, el gobierno de cada estado determina si el aborto es legal o no.

Tras el anuncio, casi de inmediato 13 estados con leyes vigentes procedieron a implementar cláusulas diseñadas para anular el derecho al aborto dentro de los 30 días posteriores a anunciarse este fallo. Se calcula que la mitad de los estados procederán a establecer leyes que esencialmente prohíben el aborto en casi todos los casos con excepciones muy limitadas. En unos 20 estados y la capital del país el aborto es legal y el acceso se mantendrá, afirmaron varios gobernadores.

El fallo fue condenado por una amplia gama de líderes demócratas, incluyendo al presidente Joe Biden y la líder de la cámara baja Nancy Pelosi (ambos católicos activos), dirigentes de diversas organizaciones de derechos de las mujeres y asociaciones médicas.

“La salud y la vida de mujeres en este país ahora están en riesgo” al retirar la Corte un “derecho constitucional del pueblo estadunidense”, declaró Biden. Anunció medidas intermedias para ofrecer acceso al aborto en estados que están prohibiendo esta opción, incluyendo apoyo para viajar a otros estados que ofrecen ese servicio u ofrecer acceso a medicamentos para abortar.

Día oscuro

El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, declaró que “este es uno de los días más oscuros que nuestro país jamás haya visto”.

Varios señalaron que los jueces conservadores que ahora controlan la Suprema Corte continúan promoviendo una agenda “radical” desafiando la voluntad de la mayoría de los estadunidenses que opina que el aborto debería ser legal. En la encuesta más reciente de Pew Research Center, 61 por ciento expresó esa posición.

El fallo es una derrota masiva para fuerzas liberales y progresistas que hoy insistieron en que lucharán por restablecer el derecho al aborto a través de garantizarlo en una ley federal o incluso reformando la propia Corte Suprema.

Hubo manifestaciones en varias ciudades, incluida una frente a la Suprema Corte en Washington, y diversas organizaciones nacionales que han encabezado la defensa del derecho a optar por el aborto (Planned Parenthood, Naral, Womens March, ACLU, entre otros) expresaron que la lucha continuará en varios frentes. “Nuestro verano de ira apenas empieza”, declararon.

Triunfo de la derecha

Mientras tanto, fuerzas conservadoras que se han organizado de manera incesante en torno a su lema de “derecho a la vida” para llegar a este momento casi desde que la decisión del caso Roe vs Wade fue anunciada hace casi medio siglo, festejaron el fallo.

“Es una victoria histórica para la Constitución y para los más vulnerables (en referencia a los fetos) en nuestra sociedad”, declaró el líder de la minoría republicana en el Senado. Su colega en la Cámara Kevin McCarthy festejó los derechos de los “no nacidos” y dijo que el fallo “salvará incontables vidas inocentes”.

Y vienen por más. Ya existen planes de algunos líderes legislativos republicanos para promover una prohibición al aborto a nivel federal si su partido –tal como ahora se pronostica– toma el control del Congreso en las elecciones intermedias de noviembre.

A la vez, el juez ultraconservador Clarence Thomas indicó en sus argumentos en apoyo al fallo contra el aborto que ahora se debe proceder para revaluar casos que establecieron los derechos del matrimonio gay y hasta el uso de contraceptivos.

Donald Trump, quien instaló a tres de los jueces claves en este fallo durante su presidencia, se autocongratuló declarando que el fallo “sólo fue posible porque yo cumplí con todo lo que prometí” al nombrar a los jueces conservadores y agregó que por ello “aún hay esperanza y tiempo para salvar a América”.

Impacto en todo el país

El fallo tuvo impacto inmediato alrededor del país; clínicas que ofrecen servicios de aborto en varios estados informaron a pacientes que están cancelando sus citas. “Algunos pacientes empezaron a llorar y no podían hablar, otros estaban asombrados y no sabían qué decir; otros no entendían”, contó a la agencia Ap la directora de la única clínica en West Virginia que ofrecía ese servicio. Lo mismo ocurrió en Arkansas cuando las únicas dos clínicas fueron notificadas por el estado que sus servicios estaban prohibidos a partir de ayer. En Texas y Alabama las clínicas suspendieron sus servicios.

Algunas leyes estatales son tan extremas que las mujeres podrían enfrentar castigos judiciales por proteger su salud, y médicos podrían ser criminalizados por ofrecer su cuidado.

A la vez, los gobiernos de estados como California, Oregon y Washington emitieron una proclamación comprometiéndose a proteger los derechos reproductivos de las mujeres en sus entidades. Lo mismo hicieron gobernadores y legisladores en Nueva York, Massachusetts y Minnesota, entre otros.

La batalla en torno al aborto por ahora se librará en los estados, pero el tema figurará en las contiendas legislativas para el Congreso federal, con varios líderes políticos –incluido Biden– señalando que la única forma para garantizar el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo es que el Congreso promueva una protección al derecho al aborto en una ley federal.

“Tal vez debería ser un arma de fuego para que obtenga algunos derechos”, comentó Karen Attiah, periodista y columnista del Washington Post, en referencia a que la misma Suprema Corte poco antes había ampliado los derechos a portar armas en público.

La consigna en defensa del derecho al aborto ha sido “No regresaremos al pasado”. Por ahora, aproximadamente la mitad del país está controlado por políticos que creen tener el derecho a controlar los cuerpos de las mujeres como lo hacían en ese pasado.

Con imagen e informacion de La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: