Revela ‘El Bronco’ su propia versión del día de su aprehensión

Monterrey, NL.- Los propios guardias de seguridad del ex gobernador Jaime Rodríguez Calderón, fueron quienes lo aprehendieron, con engaños, y entregaron a la autoridad, reveló en una carta escrita a mano, de cuatro cuartillas.

A casi dos meses de su detención, Jaime Heliodoro “N” narra paso a paso ese día de su detención —en el municipio de General Terán el pasado 15 de marzo—, lo que ha vivido desde entonces y durante los días que tiene recluido en prisión, y enfatiza que nunca huyó, y que espera se haga justicia.

En la misma misiva, que fue difundida en redes sociales, por su equipo de trabajo, el ex gobernador agradeció el apoyo que ha recibido para con él y su familia; amén de que ofrece su propia versión de lo acontecido.

Precisa que se dirigía a General Terán a conocer un proyecto de conservación de flora y fauna, cuando fue interceptado por sus propios guardias de seguridad, quienes le mencionaron que habían recibido instrucciones de sus mandos para detener la marcha dado pues “supuestamente, más adelante había problemas de la policía contra un grupo de la delincuencia organizada”.

Añade que se solicitaron refuerzos pues le dijeron que la situación era peligrosa, y da a conocer que 30 minutos después, ante el desespero de no conocer más detalles, bajó de su unidad, y fue en ese momento que fue detenido sin mostrarle ninguna orden de aprehensión en físico.

Denunció que en la detención y camino a la Agencia Estatal de Investigaciones, fueron los mismos elementos que tomaron las fotografías que en su momento fueron difundidas a medios de comunicación.

El gobernador “personalmente en sus cuentas de redes publicó esta noticia mucho antes de que se me mostrara la supuesta orden de aprehensión, y en donde declara que iba huyendo”, lo cual desmintió.

“¿Ustedes creen que iba huyendo si siempre he sido custodiado por empleados de la Secretaría de Seguridad? Los vehículos que siempre me movían son propiedad del gobierno y cuentan con localizadores satelitales y los mismos escoltas usan la red de radiofrecuencia del gobierno y donde el supuesto delito que se me acusa tenía desde 2018 en investigación y nunca fui enterado ni notificado del caso, para poder afrontarlo”.

Con imagen e información de La Jornada 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: