Rocha Moya ordena auditoría del fideicomiso de la USE, tras presunto desfalco cometido por gobiernos de Malova y Quirino

Culiacán, Sin.- Luego de que el dirigente del SNTE 53, Fernando Sandoval Angulo, dio a conocer que el gobernador Rubén Rocha Moya hizo declaraciones “dolosas, falsas y calumniadoras”, esta mañana durante La Semanera se presentó un informe general sobre el fideicomiso de la Unidad de Servicios Estatales.

El mandatario estatal aseguró que el líder sindical “no es cualquier fulano” sino el presidente del Comité del Fideicomiso, por lo que su función es realizar los contratos de arrendamiento con el Gobierno del Estado por la renta de la USE, sin necesidad de que ninguna autoridad lo llame para este procedimiento.

Rocha Mota pidió las maestras y maestros del SNTE 53 no dar entrada a la versión que él maneja el tema del fideicomiso porque le interesa quien dirigirá el sindicato, pues este asunto es un ejercicio democrático, independiente del fideicomiso que es necesario transparentar.

Detalló que durante el gobierno de Mario López Valdez no se enteró de las retenciones de ISR e intereses por concepto de préstamos, las cuales tendrían que ser direccionadas al Fideicomiso y en la pasada administración de Quirino Ordaz Coppel se hizo de manera parcial.

“El gobierno no las enteraba y los dirigentes eran disimulados, no las reclamaban, eso tiene una responsabilidad adquirida de los dirigente que no defendían el interés de los trabajadores, que no vengan a decirnos a nosotros otra cosa”, expresó.

Rocha Moya aseguró que pese a ser una obligación del presidente del Comité Técnico del Fideicomiso del SNTE 53 hacer contratos, el líder sindical del momento solamente hizo un contrato con la dueña original en el 2004, pero posteriormente no se realizó este procedimiento legal.

Exhortó al presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado de Sinaloa, Feliciano Castro Meléndrez, solicitar una auditoría de este fideicomiso, misma que pagará el Gobierno del Estado.

El secretario General de Gobierno, Enrique Inzunza Cázares, detalló que el contrato de arrendamiento que se firmó para la renta de la USE fue en el 2002 con un término de vigencia por 10 años, por lo que venció en el 2014.

Detalló que antes de que este contrato finalizara se dio el cambio de propietario de inmueble al cambiar a la inmobiliaria OEI, afectándose este, al ser el nuevo propietario del fideicomiso el Comité Técnico del SNTE 53.

“Al haber un nuevo propietario se tuvo que haber suscrito un nuevo contrato y en todo caso el Gobierno del Estado no fue notificado e informado ni requerido del pago por el nuevo propietario”, expuso.

El Gobernador de Sinaloa mencionó que hasta el momento no tienen la cifra precisa sobre el posible monto desfalcado por las administraciones pasadas de Malova y Quirino, pero del 2011 al 2016 eran dobles retenciones por concepto de ISR y préstamos a trabajadores, pero esto se aclarará através de la auditoría.

Dejó en claro que pese a que las pasadas administraciones no enteraron a este fideicomiso sobre los préstamos otorgados a maestros, los trabajadores de la educación no tienen ninguna responsabilidad, pues ellos pagaron en tiempo y forma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: