Rusia anuncia rendición de mil 730 ucranios de acería de Mariupol

Kiev.- Rusia anunció este jueves que mil 730 militares ucranios que estaban atrincherados en la acería Azovstal de Mariupol se rindieron esta semana, tras una batalla que se ha vuelto emblemática en esta guerra que dura ya casi tres meses.

Entre ellos hay 80 heridos que fueron llevados a un hospital en territorio controlado por Rusia, en el este de Ucrania, indicó el ministerio de Defensa ruso.

El ministerio difundió un video que muestra a soldados saliendo de la planta, algunos utilizando muletas. Soldados rusos los cachean e inspeccionan sus mochilas mientras salen.

Según el Comité Internacional de la Cruz Roja habría “cientos de prisioneros de guerra ucranios” de la planta de Mariupol, una ciudad portuaria arrasada por los bombardeos rusos.

Pese a la caída de Mariupol, el presidente ucranio, Volodimir Zelenski, afirmó que la invasión rusa era “un fracaso absoluto”.

“Tienen miedo de reconocer que se hicieron errores catastróficos al más alto nivel militar y estatal”, dijo.

En un mensaje divulgado en Telegram aseguró que su pueblo se mantiene “fuerte, inquebrantable, valiente y libre”.

“Asegurar la solvencia de Kiev”

Los países del G7 se reúnen este jueves y viernes en Alemania para apoyar a la economía de Kiev, con la prioridad de completar una nueva ronda de financiación para cubrir el presupuesto ucranio del trimestre en curso.

Los socios del G7 tienen que “asegurar la solvencia de Ucrania”, dijo el ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, al periódico Die Welt.

La invasión ha provocado un agujero enorme en las finanzas de ese país cuyos ingresos fiscales se hundieron y dejaron un déficit de 5 mil millones de dólares mensuales.

En cuanto a una adhesión de Ucrania a la Unión Europea, el canciller alemán, Olaf Scholz, se pronunció en contra de conceder a Kiev un “atajo”.

“Es un imperativo de equidad hacia los seis países de los Balcanes occidentales” que desean desde hace mucho tiempo sumarse al bloque europeo, argumentó.

El ministro ucraniano de Exteriores, Dmytro Kuleba, denunció un “trato de segunda zona” a su país.

Moscú dice que más de 900 combatientes de la fábrica de acero de Mariupol fueron trasladados a una antigua colonia penal, mientras Rusia continúa bombardeando a los defensores restantes en la planta ucrania. Vía Graphic News.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: