Se agrava crisis hídrica en NL; escasez en municipios desde hace tres semanas

Monterrey, NL.- La crisis hídrica que padece la zona metropolitana se agrava: en los municipios de Monterrey y Pesquería grupos de colonos se manifestaron porque tienen hasta tres semanas sin el servicio de agua potable; en la segunda localidad la protesta derivó en conatos de enfrentamientos con automovilistas y transportistas.

En Pesquería se ubican plantas de compañías extranjeras como la armadora coreana KIA y la acerera ítalo-argentina Ternium, por lo que quedaron varados una gran cantidad de tráileres que pretendían ingresar o salir de esta zona industrial.

Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey informó que actualmente se dispone para el reparto del recurso de 30 pipas y que para la próxima semana operarán un total de 120, de las cuales 20 se destinarán exclusivamente a hospitales, 10 para emergencias como incendios y 90 para Monterrey y municipios conurbados.

dicionalmente, se colocarán 159 tanques cisternas de 10 metros cúbicos en las demarcaciones afectadas de la zona metropolitana, con una población de más de 5 millones 600 mil habitantes.

Sancionarán lavado de coches y riego de jardines

A partir de este lunes queda prohibido regar jardines y lavar coches con agua potable; elementos de Protección Civil están autorizados para levantar actas de inspección y sanciones a quien incumpla la normatividad.

A partir de las 11 horas, vecinos de la colonia Villa Regina, ubicada en una zona alta del municipio de Pesquería, ubicado a 35 kilómetros de Monterrey, bloquearon durante dos horas la carretera de acceso a esa demarcación, del mismo nombre, y el libramiento Hernando Castillo.

La protesta provocó congestión vial severa, que por momentos devino en conatos de bronca entre los manifestantes y enfurecidos automovilistas, taxistas y transportistas que quedaron varados.

Los colonos se quejaron de tener dos semanas sin el suministro del líquido y reprocharon al alcalde panista, Patricio Lozano Ramos, que por la mañana se haya reunido con el gobernador Samuel García y a ellos los ignorara.

Elementos de Policía y Tránsito municipal, así como funcionarios de la dependencia acudieron a dialogar con los quejosos, quienes decidieron suspender el bloqueo a las 13:20 horas, luego de que les garantizaron en lo inmediato el abasto a través de pipas y resolver de fondo el problema.

También en la colonia Industrias del Vidrio Primer Sector, en Monterrey, vecinos se quejaron de que desde hace tres semanas no cuentan con el suministro del líquido y, en voz de Natalia Cepeda Torres, expresaron al gobernador Samuel García Sepúlveda y al edil Luis Donaldo Colosio, ambos del partido Movimiento Ciudadano, su inconformidad.

En tanto, autoridades del municipio de Santa Catarina y Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey iniciaron la instalación de 75 tanques de líquido, con capacidad de 10 mil litros cada uno para abastecer de agua a los habitantes de esta municipalidad.

El primer contenedor se instaló en la colonia San Gilberto, en Santa Catarina, donde se dieron cita vecinos del sector para obtener el líquido.

“A la gente que vive en las pendientes, en las faldas de los cerros, tarda más en llegar el agua; a algunos les cae entre 7 y 8 de la mañana; entonces, mientras Servicios de Agua y Drenaje hace ajustes vamos a instalar tanques de 10 mil litros que estarán llenos”, prometió el presiente municipal de Santa Catarina, Jesús Nava Rivera, de Movimiento Ciudadano.

En total serán 75 tanques que se colocarán en diversos puntos de Santa Catarina, de los cuales 50 con capacidad de 10 mil litros, se ubicarán en igual número de colonias, y 25 con un almacenamiento de 5 mil litros, en algunos planteles educativos.

Por su parte, autoridades municipales de Apodaca dieron a conocer una serie de estrategias para “hacer más llevadera esta situación”, comentó el alcalde priísta César Garza Villarreal.

Anunció la segunda etapa del programa Contigo, que consiste en la colocación de tinacos de 10 mil litros en 60 puntos de abasto del recurso durante las 24 horas, así como un programa de voluntariado para asistir a personas mayores y con discapacidad.

Precisó que a partir de este lunes se incorporarán 200 puntos donde se instalaron cisternas que abastecerán del líquido de las 17 a las 23 horas. Sobre esta problemática, Garza Villarreal dijo: “hay que conservar la calma, nadie se va a morir por falta de agua; nos falta el líquido pero tenemos el suficiente para las necesidades humanas; el reto es ahora cómo minimizar las molestias de llevarla a los hogares”.

Ante la crisis hídrica que sufre Nuevo León, ayer Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey instaló la mesa de control y monitoreo, con la participación de los ediles de Pesquería Guadalupe, General Escobedo, Santiago, San Nicolás, entre otros, a fin de suministrar el líquido a la población mediante pipas e instalación de cisternas.

Juan Ignacio Barragán Villarreal, titular del organismo, informó que la mesa servirá de enlace directo con los ayuntamientos, a fin de recibir reportes de desabasto de agua en las colonias más afectadas.

El funcionario precisó que alrededor de 10 por ciento de los habitantes de la zona metropolitana de Monterrey –unas 560 mil personas- están siendo afectadas con cortes del servicio por más de 24 horas, o fuera del horario establecido, sobre todo en las zonas norte y norponiente.

“Si hacemos un recuento se van a dar cuenta de que 85 o 90 por ciento de la ciudad está teniendo agua, pero hay puntos donde no, y ahí es donde nos tenemos que abocar”. Mencionó que la iniciativa privada incorporó cinco pozos que proveen 100 litros por segundo adicionales del líquido.

En un acuerdo publicado en el Periódico Oficial del Estado se establece que regar jardines y lavar autos con agua potable queda prohibido en Nuevo León a partir de este lunes.

En el documento, signado por el secretario de Gobierno, Javier Navarro Velasco, “se instruye y faculta al director de Protección Civil para que entre en coordinación con la Secretaría del Medio Ambiente y Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, a efecto de llevar a cabo labores de vigilancia, verificación e inspección sobre el uso permitido del líquido.

“En su caso deben aplicarse de manera estricta las sanciones a que se refieren los artículos 58 y 60 de la Ley Agua Potable y Saneamiento del Estado”. Las multas a quienes utilicen agua potable para usos no autorizados es de 8 y 10 cuotas, que rondan entre 770 y 962 pesos.

Con información de La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: