CIUDAD DE MÉXICO, 30JUNIO2021.- Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, encabezó la conferencia matutina donde presentó a Ana Elizabeth García Vilchis como encargada de la nueva sección “Quién es quién en las mentiras de la semana”, espacio anunciado en semanas anteriores por el presidente para “exhibir” a aquellos periodistas faltos de ética o que calumnian, según el mandatario. FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO.COM

Se defiende AMLO de ataques en el ‘Quién es quién en las mentiras’

Ciudad de México.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador intervino en “Quién es quién’ en La Mañanera, y aclaró algunos puntos que han tratado medios llamados nacionales a diario, y se refirió la “comentarista” Denisse Dresser, donde dice “o cooperas o te corto el cuello…” como mensaje de la administración lopezobradorista de todos los días y amenazante.

En el punto se refiere al aeropuerto “Felipe Ángeles” que obligará al traslado de aeronaves al “Santa Lucía”, y el Presidente López Obrador respondió que esa es la “objetividad, el profesionalismo… pero vamos a continuar así, nadie va a ser censurado, se van a garantizar siempre las libertades”.

Y aclaró que a nadie se está obligando, es una gran mentira, a nadie se obligará a transferirse de una parte a otra.

“Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”, dijo. Y pidió ejemplos de a quién se le obligó o se le mandó a decir que si no operan en Santa Lucía, se les limitarán sus vuelos.

Dijo que en el 2014 se tomó esa medida y tiene un antecedente, la expuso en diapositivas en La Mañanera. Y dijo que nadie se metió a fondo ese año en el tema que se trata.

En ese entonces la complicidad era total, absoluta. Todos callaban, dijo el Presidente López Obrador. Nadie será obligado a operar en Santa Lucía, ya hay desde luego solicitudes porque estamos hablando del aeropuerto más avanzado, más moderno de México, y uno de los mejores del mundo.

Las líneas aéreas van a operar en Santa Lucía. Es mucho el coraje, andan de mal humor, deberían de serenarse, tranquilizarse, porque lo que no se debe hacer en la vida pública, en la política, en el periodismo, y hay que cuidar eso, es el ridículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: