Ser homosexual, transexual y bisexual no es una enfermedad, la homofobia, la transfobia y la bifobia son un trastorno que puede ser tratado

Guamúchil, Sin.- El domingo 17 de mayo se cumplieron 30 años desde que la organización mundial de la salud decretó que la homosexualidad, no era una enfermedad de salud mental, fecha que quedo marcada para la historia y desde entonces se conmemora para crear conciencia y luchar contra quienes agreden a las personas de la comunidad LGBTI, dejen de hacerlo y aceptarlas como tal.

Cecilia Alvarado Acosta directora de úneme Cisame Guamúchil, detalló que las fobias significan un miedo inmotivado, destacó que la homofobia que significa odio o antipatía hacia los homosexuales, transfobia es la discriminación a hacia las personas transgénero y la bifobia describe el miedo, agresión o discriminación hacia las personas bisexuales estas son las personas que sienten atracción hacia las personas de ambos géneros.

Alvarado Acosta reiteró que la homosexualidad no es una enfermedad por lo que toda la sociedad debe de aceptar a las personas que lo son y que cada día buscan ser respetados y reconocidos, ya que independientemente de sus preferencias son excelentes personas completamente capacitadas y preparadas para hacer una vida normal como cualquier otra persona.

La especialista indicó que existen terapias psicológicas para que las personas en especial los padres de familia acepten que su hijo o hija es homosexual, transgenero o bisexual, con ello luego de terapias acepten a sus descendientes y aprendan a vivir sin prejuicios y sin juzgarlos.

Ponderó el llamado a todas las personas que dejen de manifestarse en contra de la comunidad quienes son personas normales como cualquier otra con sueños y metas por cumplir y si alguna persona padece algún trastorno acuda al área de psicóloga de Uneme Cisame en donde le darán el tratamiento psicológico necesario.

A %d blogueros les gusta esto: