Sicarios del CJNG iban con la orden de incendiar camioneta de Omar García Harfuch: Héctor de Mauleón

Ciudad de México.- Un atentado contra el jefe de Seguridad de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, derivó en su hospitalización y dejó varios fallecidos y detenidos.

Claudia Sheinbaum, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, detalló que el suceso tuvo lugar a las 6:38 hora local (11:38 GMT) deñ día viernes 26 de junio.

Según el periodista Héctor de Mauleón, los criminales, supuestamente del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) pretendían incendiar la camioneta de García Harfuch.

“Cerca de las cuatro de la mañana se concentraron en dos puntos. Una gasolinera de la Condesa y otra ubicada en la alcaldía Gustavo A. Madero. No sabían quién era el objetivo, según declararon después algunos de ellos. Les habían indicado que se trataba de una misión suicida: les ofrecieron pagos de hasta 100 mil pesos, así como hacerse cargo de sus familias”, dijo de Mauleón en su columna para El Universal.

Agregó que los sicarios fueron reclutados en diversas partes del país: Chihuahua, Michoacán, Estado de México, Guerrero y Jalisco —concretamente Puerto Vallarta. Había incluso un colombiano.

Al frente del grupo de sicarios se hallaba José Armando Briseño de los Santos, apodado “El Vaca”, quien ya está a disposición de las autoridades. La procuraduría capitalina lo ubica como un operador del Cártel Jalisco al servicio de Julio César Moreno Pinzón, “El Tarjetas”.

Moreno Pinzón es el líder operativo del Cártel Jalisco en la zona metropolitana de Guadalajara. Su bastión, sin embargo, está en Vallarta, añade de Mauleón.

Aunque los motivos del ataque no se han hecho públicos, se sabe, señala el escritor, que, debido a una comunicación interceptada por el Centro Nacional de Investigación, el funcionario estaba al tanto de que se gestaba en contra suya una operación de alto impacto.

“La unidad del secretario de Seguridad quedó cercada por dos vehículos. Los sicarios le dispararon de frente, para inmovilizar el motor. Al mismo tiempo, se le atacó desde otros vehículos por los costados. Las balas fueron empleadas para vencer el blindaje. El jefe de escoltas de García Harfuch recibió 38 impactos. En la escena fueron recogidos más de 400 cartuchos percutidos”, informa.

Los agresores no tuvieron tiempo de incendiar la camioneta debido a la rápida respuesta policiaca se los impidió.

A %d blogueros les gusta esto: