Sirenas en Israel, bombardeos… ‘hay que vencer el miedo’: chef mexicano

Luis Cruz Salinas Hernández no se ve fuera de Israel. El pasado 10 de mayo escuchó por primera vez una sirena antiaérea, un preámbulo a un ataque con cohetes. “Fue muy angustiante”, reconoce.

Ese día, nos cuenta, “no supe para dónde correr. La verdad, es que en ese momento nadie sabía”; pero pensar en salir de Israel no es la idea.

En Jerusalén está su esposa Leah Stoffer y sus hijos Gael y Micaela. En esta ciudad consolidaron su proyecto: Tacos Luis. Un negocio que se ha convertido en una identidad para mexicanos que radican en este país de Medio Oriente.

A su llegada a Israel, en 2015, a Luis le tocaron algunos conflictos. Vivió la etapa de la llamada “intifada de los cuchillos”: palestinos que atropellaban israelíes; asesinatos de israelíes con arma blanca…, pero nunca el sonido de una sirena.

Ese día pensé en mi esposa, mis hijos; en la gente que trabaja conmigo. Al final la decisión fue cerrar y cada quien para su casa”, comenta en exclusiva para Excélsior Digital.

Entre el temor y la angustia, recuerda este chef oriundo de la ciudad de Oaxaca, Valles Centrales, que una de las chicas que trabaja con él, le dijo: “nos metemos al ‘majzan’, que es una bodeguita, y de menos ahí tenemos aguacates y Coca Cola”.

Te adaptas, como en Tijuana y el temor al narco

Soy de acá –afirma Luis–. Cuando uno ya vive aquí, se siente identificado”. Lee y escucha los medios. Se siguen lanzando misiles, pero “los ataque se concentran en el sur”.

La madrugada del lunes, el ejército israelí bombardeó nuevamente Gaza. En los frentes se dan a conocer cifras. Palestina contabiliza 97 muertes –58 son niños– y más de 1,200 heridos. Israel, de acuerdo con cifras de la agencia AFP, registra 10 fallecidos –entre ellos un niño– y 282 heridos tras la explosión de los cohetes lanzados desde la Franja de Gaza.

Para el dueño de Tacos Luis, uno se adapta al entorno. “Es lo mismo con los que viven en Tijuana; viven con ese temor al narco; me imagino que para ellos no es fácil, hay que tener cuidado”.
La diferencia con Jerusalén, menciona Luis, “es que aquí tenemos un ejército que nos respalda y nos protege. La mayoría de la gente tiene miedo, pero sabemos que tenemos alguien al frente de nosotros. Yo estoy en contra de que estemos atacando y contraatacando. Creo que se podría llegar a un acuerdo y la paz”.

La gente trata de hacer su vida normal. “No hay que dejarse vencer por el miedo”. Luis acudió a realizar su compras al Shuk Mahane Yehuda –mercado local– y había gente. “Eso es bueno”.

Golpe a la economía

Luis Cruz recuerda que debido al “corona” –como le dice al Covid-19–, “en Tacos Luis sufrimos para seguir adelante. De repente nos dieron el chance de quitarnos las máscaras y con la vacuna parecía que mejoraba. Y llega este otro golpe a la economía, porque se cierra el aeropuerto, los restaurantes sufren un poco, la gente deja de salir”.

Aún así está en contacto con varios grupos de mexicanos, en especial con aquellos “que están estudiando para ser padres, sacerdotes. Ellos me comentan que no los dejan salir, están encerrados en sus apartamentos, por lo mismo que la cosa está medio caliente… con los mexicanos que viven alrededor de Jerusalén tengo contacto por mensajes, me comentan que se está medio difícil, un poco preocupante”.

Así las cosas en Jerusalén… En la Franja de Gaza, otra es la historia. Las calles lucen desiertas. Los bombardeos hicieron eterna la noche del domingo.

Antony Blinken, jefe de la diplomacia estadounidense, hizo un llamado a Israel y a los palestinos para proteger a los civiles y especialmente a los niños.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU enlista unos 40,000 palestinos desplazados por el conflicto.

Luis trata de volver a la normalidad, de contagiar su optimismo a la gente que trabaja con él. Los líderes deberían de sentarse a solucionar y vivir normales con sus cosas”, expresa.

Con información de Excelsior…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: