Sueño de futbolista roto; muere a los 15 años

Senegal.- La policía senegalesa detuvo al padre de un adolescente que murió en alta mar en una patera en la que embarcó para emigrar a Europa, donde soñaba con triunfar como futbolista.

El padre del chico de 15 años pagó unos 250 mil francos CFA (448 dólares) a un traficante de personas que debía llevarlo de manera clandestina hasta España, donde otro traficante lo transportaría a Italia para que se inscribiera a una escuela de futbol.

El destino trágico de Doudou conmocionó la opinión pública senegalesa en un momento en que la emigración genera críticas en este país por la pérdida de capital humano y se multiplican las iniciativas en las redes sociales para frenarla.

El chico, que jugaba al futbol en un centro de formación en la localidad balnearia de Saly, cerca de la capital Dakar, zarpó a mediados de octubre en dirección a la Península ibérica.

Pero “murió tras haber tenido problemas con la comida” durante el viaje, indicó una fuente cercana a la investigación, que no dio más detalles sobre el deceso.

La prensa senegalesa explicó que Doudou empezó a encontrarse mal, falleció y luego lanzaron su cuerpo al océano Atlántico.

“El padre fue detenido el martes por los gendarmes de Mbour (cerca de Saly) por homicidio involuntario y complicidad con el tráfico de migrantes”, añadió la misma fuente.

Decenas de senegaleses murieron ahogados en el Atlántico después de que naufragaran las barcazas en las que viajaban para intentar llegar a las islas Canarias, según la Organización Internacional para las Migraciones.

Las autoridades senegalesas niegan, sin embargo, esta cifra.

Más de 1500 migrantes fueron interceptados en las costas de Senegal durante los últimos días, indicaron el miércoles las fuerzas de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: