Terror en Afganistán: talibanes matan a mujer por no usar el burka

A días de haber tomado el poder en Afganistán, los talibanes ya cobran la vida de aquellas personas que se niegan a obedecer las nuevas restricciones y ordenes, como es el caso de una mujer quien se negó a cubrir su cabeza y rostro motivo por el que fue abatida por sujetos integrantes del grupo en el poder.

Ante la llegada de los talibanes al poder se han implementado nuevas restricciones en Afganistán, principalmente a mujeres, que no imperaban desde hace 20 años, como el uso obligatorio del velo largo, conocido como Burka, que las cubra de la cabeza a los pies.

El hecho se registró en el distrito de Taloqan, provincia de Takhar, en donde la mujer con vestimenta colorida se negó a seguir con uno de los mandatos de esta versión ultra rigurosa de la ley islámica.

Las fuertes imágenes que circulan en varias plataformas digitales se puede apreciar el cuerpo tendido de la mujer en un charco de sangre mientras algunos familiares intentan reanimarla y contener las lesiones causadas por los talibanes, pero sin éxito, según reportaron varios medios internacionales como Fox News o el Daily Mail.

La agresión que le costó la vida a la mujer se dio el mismo día en que un portavoz de los talibanes había afirmado, para el medio británico Sky News, que se respetarían los derechos de las mujeres afirmando que el uso del burka no sería obligatorio.

 

Las mujeres en Afganistán

Kabul ha cambiado de rostro. Días después de la toma de poder por los talibanes, los carteles y fotos de mujeres que adornaban las vitrinas son borradas o vandalizadas en la capital afgana.

El movimiento islamista radical, tras una expeditiva campaña militar, controla totalmente el país y ha tomado desde el domingo la capital de Afganistán.

Este cambio de régimen generó una ola de pánico en el país, donde se recuerda el precedente régimen talibán, entre 1996 y 2001, marcado por violaciones de los derechos humanos.

Durante su gobierno, los talibanes prohibieron a las niñas asistir a la escuela, impidieron a las mujeres trabajar o salir solas sin un acompañante, y castigaron con la lapidación o latigazos a las acusadas de adulterio.

Ahora, los talibanes, deseosos de dar una imagen de moderación y cambio, se han comprometido a “dejar trabajar a las mujeres” pero “respetando los principios del islam”, sin más precisiones.

 

Sin embargo, pese a las declaraciones del portavoz talibán durante la progresión militar de este grupo, varios medios informaron que mujeres solteras o viudas fueron obligadas a casarse con combatientes. Estas informaciones fueron desmentidas por un portavoz talibán que las calificó de “propaganda”.

El miércoles, en una declaración común, la Unión Europea y Estados Unidos se declararon “profundamente preocupados” por la situación de las mujeres en Afganistán, e instaron a los talibanes a evitar “cualquier forma de discriminación y abuso” y a preservar sus derechos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: