Tormenta tropical ‘Nana’ se aproximará al oriente de Chiapas

Ciudad de México.- El centro de la tormenta tropical “Nana” se aproximará al oriente de Chiapas. Su circulación originará lluvias intensas y rachas de viento de 50 a 60 km/h en Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Campeche; las cuales podrían generar aumento en los niveles de ríos y arroyos, deslaves e inundaciones en zonas bajas, así como oleaje en zonas costeras del Golfo de Tehuantepec.

Por otro lado, el sistema frontal No. 1 en etapa de disipación, interaccionará con un canal de baja presión sobre el noreste de México y producirá potencial de lluvias puntuales muy fuertes en Coahuila y puntuales fuertes en Nuevo León, las cuales estarán acompañadas de descargas eléctricas y posible caída de granizo.

Un segundo canal de baja presión, asociado con inestabilidad en la atmósfera superior, se extenderá sobre la Sierra Madre Occidental, originando lluvias puntuales muy fuertes en Durango, puntuales fuertes en Chihuahua, y lluvias aisladas e intervalos de chubascos en estados del centro, sur y occidente del territorio nacional, incluido el Valle de México.

Finalmente, se pronostican temperaturas de 40 a 45ºC en Baja California, Sonora, Nuevo León y Tamaulipas, informa el Servicio Meteorológico Nacional.   Pronóstico de precipitación para este 3 de septiembre de 2020: Lluvias muy fuertes con lluvias puntuales intensas (75 a 150 mm): Tabasco, Veracruz, Campeche, Chiapas y Oaxaca.

Lluvias fuertes con lluvias puntuales muy fuertes (50 a 75 mm): Durango, Coahuila, Yucatán y Quintana Roo. Intervalos de chubascos con lluvias puntuales fuertes (25 a 50 mm): Sinaloa, Chihuahua, Nuevo León y Puebla. Intervalos de chubascos (5.1 a 25 mm): Baja California Sur, Sonora, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, San Luis Potosí, Zacatecas, Tamaulipas, Morelos, Estado de México y Ciudad de México.

Lluvias aisladas (0.1 a 5.0 mm): Guanajuato, Querétaro, Hidalgo y Tlaxcala. Las lluvias podrían acompañarse de descargas eléctricas, posible caída de granizo y fuertes rachas de viento durante las tormentas, además de incremento en los niveles de ríos y arroyos, desbordamientos, deslaves e inundaciones en zonas bajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: