Viajeros internacionales ‘alimentan’ a la nueva cepa de COVID-19, indica un estudio

Ciudad de México.- Los viajeros procedentes de España y Francia contribuyeron a la diversidad de variantes en el brote de coronavirus en el Reino Unido, señalaron los investigadores en un estudio publicado este viernes en la revista Science. Los funcionarios de salud han centrado su atención en una cepa llamada B.1.1.7 que surgió en el Reino Unido y ahora está apareciendo en países de todo el mundo.

Las restricciones de viajes internacionales pueden tener consecuencias económicas y sociales devastadoras, y los gobiernos han luchado con cuándo y qué tan graves deberían ser en respuesta a la pandemia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha enfrentado críticas por abstenerse de recomendar restricciones en los viajes, en contraste con sus movimientos en el brote de SARS hace 18 años.

“Al reconstruir dónde y cuándo se introdujo el COVID-19 en el Reino Unido, podemos ver que los viajes anteriores y las intervenciones de cuarentena podrían haber ayudado a reducir la aceleración y la intensidad de la primera ola del Reino Unido”, Oliver Pybus, profesor de evolución y enfermedades infecciosas en la Universidad de Oxford y uno de los autores principales del estudio, dijo en un comunicado.

La investigación se produce cuando el Reino Unido se sumerge en su tercer bloqueo nacional para frenar la propagación de la variante que se estima que es hasta 70 por ciento más contagiosa que las cepas anteriores y se ha dispersado hasta Colorado y Japón.

El primer ministro Boris Johnson introdujo este viernes un requisito de prueba adicional para los viajeros que ingresan al Reino Unido desde la mayoría de los países, al tiempo que mantiene los requisitos de cuarentena ya establecidos.

El endurecimiento del Gobierno marca el último golpe para las aerolíneas devastadas por las medidas drásticas que se han intensificado con el aumento de las tasas de infección. Ryanair Holdings, EasyJet y British Airways redujeron sus horarios esta semana en respuesta a las nuevas restricciones.

“La aviación del Reino Unido está, una vez más, efectivamente cerrada”, informó la directora ejecutiva de la Asociación de Operadores de Aeropuertos, Karen Dee, en un comunicado. “Esto ha empeorado una situación devastadora para los aeropuertos y las comunidades del Reino Unido que dependen de la aviación”.

Mientras tanto, la investigación promovida por las aerolíneas y los fabricantes de aviones no ha logrado convencer a los legisladores ni al público de que viajar en avión es seguro.

Si bien el Gobierno simpatiza con reiniciar los viajes, las restricciones permanecerán vigentes hasta que sea seguro aliviarlas, declaró este viernes el ministro de Aviación, Robert Courts, en una entrevista con Bloomberg TV.

“Si el progreso de la pandemia mejora, veremos si hay algo que podamos hacer”, agregó Courts.

El estudio de Oxford y la Universidad de Edimburgo estudió cómo se desarrolló el brote en el Reino Unido al analizar el linaje genético de transmisión. Su trabajo sugiere que los viajes alimentaron la variedad genética del brote, creando un contexto fértil para que surjan nuevas variantes.

Las cadenas de transmisión que permanecieron fueron las más grandes que se encuentran en la mayoría de los lugares, encontraron Pybus y sus colegas. Los linajes de virus más persistentes del primer brote todavía estaban presentes en el verano y pueden haber sembrado una nueva ola de infecciones, apuntaron los científicos.

Analizaron los genomas de más de 50 mil muestras de virus y lo combinaron con datos epidemiológicos y de viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: