Wendy y Paulina, dos hermanas que perdieron la vida a causa de un conductor alcoholizado

Los Mochis, Sin.- Wendy y Paulina Real Armenta fueron dos hermanas originarias de la comunidad de Olas Altas en el municipio de Ahome pero radicadas en el ejido Bagojo, ellas trabajaban en un negocio de venta de flores ubicado en el “Mercadito Independencia” en el Centro de la ciudad de Los Mochis; todos los días iban y venían, siendo esta su rutina normal pero lamentablemente todo terminó el día de ayer cuando un sujeto, presuntamente en estado de ebriedad, impactó su camioneta Ford color blanca contra la vagoneta Honda CRV tinta en la que viajaban las dos hermanas y dos menores de edad, hijas de Wendy.

En el lugar del trágico accidente quedó sin vida Paulina tras recibir de frente el golpe, mientras que las demás viajantes quedaron lesionadas; asimismo el presunto responsable de nombre Daniel Abraham “N”, de 33 años, quedó prensado dentro de su vehículo.

Poco a poco se fue acercando gente que pasaba por el lugar ubicado en el kilómetro 9 de la carretera estatal Los Mochis-Ahome, esto en las inmediaciones del ejido 18 de Marzo, y trataron de prestar auxilio pero al ver la situación y los dos vehículos destrozados, llamaron al 911 para pedir auxilio.

El área se fue llenando de elementos de emergencia, quienes al ver la gravedad del percance se pusieron a trabajar rápidamente realizando maniobras de rescate por parte de Bomberos de Los Mochis, los que con la ayuda de las quijadas de la vida pudieron sacar a quien habían quedado prensado, mientras que los paramédicos trataban de socorrer a todos los involucrados de la forma más rápida posible.

De pronto llegaron al vehículo donde viajaban las hermanas y descubrieron la fatal noticia, Paulina había perdido la vida a causa de los golpes que obtuvo durante el percance, pero aún había otras tres personas de sexo femenino que requerían ayuda, así que las sacaron del vehículo y las trasladaron al Hospital General de Los Mochis donde de Nueva cuenta la fatalidad se hizo presente cuando Wendy era atendida de las lesiones que obtuvo, y no logró salir avante.

El responsable de este hecho se encuentra en estado grave en un hospital bajo resguardo policial, ya que debido a la forma como ocurrieron los hechos, la Fiscalía General del Estado se está encargando de realizar las investigaciones correspondientes sobre el percance y así poder llevar un poco de justicia a la familia Real Armenta.

Lamentablemente, gracias a que a alguien se le hizo buena idea mezclar el alcohol con el volante, dos pequeñas perdieron a su madre y crecerán sin ella; así también perdieron a su tía, a quien siempre van a extrañar, lo que causa indignación a nivel social y recuerda otros casos similares ocurridos en el municipio donde personas han dejado familias incompletas debido a la mezcla de bebidas embriagantes con el volante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: